Impacto de la Orientación Emprendedora en el Desempeño Empresarial: El caso de las empresas de Software en Yucatán, México

Influence of Entrepreneurial Orientation on Bussiness Performance: The Software Firms of Yucatan, México Case

Anel Flores Novelo
Profesor, Facultad de Contaduría y Administración, Universidad Autónoma de Yucatán. Candidato a Doctor, Universidad Nacional Autónoma de México.
E-mail: anel.flores@correo.uady.mx

Fernando Ojeda Villagómez
Profesor del posgrado, Facultad de Contaduría y Administración, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Doctor en Administración.
E-mail: fovillag@unam.mx

Hyun Sook Lee Kim
Profesor del posgrado, Facultad de Contaduría y Administración, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Doctor en Administración.
E-mail: lee8unam@yahoo.com

Eduardo Ramírez Cedillo
Profesor-Investigador, Universidad Autónoma Metropolitana, Campus Iztapalapa, México. Doctor en Economía. Miembro del claustro de tutores del programa de doctorado en administración de la FCA, UNAM.
E-mail: ramceed@gmail.com

Fecha de recepción: 2016-03-17
Fecha de aprobación: 2016-10-13


Resumen

La Orientación Emprendedora es un constructo que ha cobrado auge en los últimos años como una variable que permite evaluar el impacto de las innovaciones, proactividad y toma de riesgos, que implementan los directivos, en el desempeño de las organizaciones. Esta cuestión ha cobrado un interés creciente en los últimos años, puesto que aun no se ha encontrado evidencia contundente para establecer una relación positiva entre la OE y el desempeño empresarial, siendo que hacen falta más estudios, para establecer la naturaleza de esta relación y los apectos que la moderan (Bouchard, Basso, & Fayolle, 2009; Martins & Rialp, 2013; Rauch, Wiklund, Lumpkin, & Frese, 2009). Este artículo, aporta evidencia a este respecto examinando la relación entre la Orientación Emprendedora (OE) y el Desempeño de la Empresa en el contexto de las empresas de base tecnológica, específicamente de desarrollo de software, en una región con escaso desarrollo industrial. Esta cuestión de investigación es importante porque permite entender la naturaleza de la relación de la OE y los contextos e industrias donde es más relevante. Aplicando una análisis de correlación en una muestra de 41 empresas de software ubicadas en el estado de Yucatán, México. Los resultados muestran una correlación positiva entre la variable OE y el desempeño, lo que apunta presentan mejores resultados en términos de la percepción de sus dueños.

Palabras clave: Orientación emprendedora, innovación, software, desempeño empresarial.


Abstract

The Entrepreneuria Orientation (EO) has emerged as a important construct in the last few years. It has been used as a variable that allows to evaluate the impact of the innovations, proactivity and risk taking in bussiness performance. Besides the numerous studies, the discussion about this relationship is still open. In this study examined the influence of EO and bussiness performance by using data from 41 mexican software firms located in Yucatán, México. The findings show that EO are positively and directly associated with firm performance. The results confirm the positive relation of EO on a firm´s performance. These findings offer important theoretical and practical implications.

Keywords: Entrepreneurship, Entrepreneurial Orientation, Performance, Software Firms, Mexico.


Introducción

Unas de las prioridades que han establecido los gobiernos en diversos países, es el desarrollo de capacidades competitivas que les permitan transitar hacia un crecimiento económico que propicie su desarrollo. Una de las estrategias que ha suscitado especial interés es estimular la innovación, la capacidad emprendedora y la flexibilidad en el sistema productivo, con el objetivo que conseguir ventajas competitivas sostenibles que permita posicionar mejor una región y las empresas que en esta se ubican (Porter, 1991).

Es así que el emprendimiento, desde la perspectiva empresarial, ha despertado interés en la comunidad académica, que ha demostrado su importancia por su aporte a la solución del desempleo (Birch, 1979; Birley, 1987) y en el desarrollo de innovaciones (Acs, Zoltan J; Audretsch, 2005; Hisrich, 1988; Schumpeter, 1944), ambas cuestiones estratégicas para el desarrollo económico.

En este sentido, Covin y Slevin (1991) plantean que la efectividad del emprendimiento se mide en el ámbito de una firma. Es decir, la conducta emprendedora es observable o medible a través de las decisiones que se toman en el nivel organizacional (Covin & Slevin, 1991). Los emprendedores requieren transformar sus capacidades emprendedoras en capacidades empresariales cuando su propuesta se materializa, constituyendo la base de la función empresarial (Jasso Villazul, 2011). Es decir, transformar sus capacidades individuales a un estilo de gestión empresarial emprendedor que genere capacidades empresariales claves para que su empresa pueda competir y crecer.

En este contexto surge la Orientación Emprendedora (OE), un constructo estratégico cuya base conceptual incluye un serie de recursos relacionados a la empresa y a las decisiones de sus directivos. La OE se observa cuando una organización hace innovaciones, es proactiva y toma riesgos (Covin & Wales, 2012).

El estudio de la OE y su impacto en el desempeño de las empresas han cobrado un interés creciente en los últimos años (Bouchard et al., 2009; Martins & Rialp, 2013; Rauch et al., 2009).

Muchos autores, al referirse a la postura estratégica de la empresa, lo hacen bajo la perspectiva teórica de la Visión Basada en Recursos (RBV), en el entendido que la Orientación Emprendedora es una elección estratégica de los directivos y depende de su capacidad, lo cual, bajo este esquema, es esencial para ganar una ventaja competitiva sostenible (Barney, 1991; Porter, 1996).

Este trabajo presenta evidencia empírica de la relación de la OE en el desempeño empresarial, considerando el caso de las empresas de software en Yucatán, un estado ubicado al sureste de México con escaso desarrollo industrial. A continuación se presenta un extracto de la revisión de la literatura que se efectuó para esta investigación, posteriormente la metodología que se empleó, seguida de los principales hallazgos y la conclusión.

Marco Teórico e hipótesis

La perspectiva de análisis del emprendimiento a nivel organizacional tiene su origen el trabajo de Mitzberg (1973) y Khandawalla (1977) citados en Khedhaouria, Gurău, y Torrès (2014) quienes encontraron que las firmas emprendedoras toman más riesgos y son mas proactivas en la búsqueda más oportunidades de negocio.

Construyendo sobre esas observaciones empíricas, Miller (1983) estudia más a fondo este constructo que denomina como Orientación Emprendedora (OE) y definiéndolo en tres dimensiones principales: innovación, proactividad y propensión al riesgo. Estudios posteriores demostraron la relación de esos constructos en el éxito emprendedor (Khedhaouria et al., 2014).

La Orientación Emprendedora y la Administración Estratégica

Mitzberg, Ahlstrand y Lampel (1998) clasifican las escuelas de pensamiento de la administración estratégica y consideran a la Orientación Emprendedora como la escuela empresarial. Ubican su origen económico, pero reconocen los aportes y contribuciones de la administración a la misma. De acuerdo con estos autores, esta escuela centra el proceso de generación de la estrategia en el líder único y hace hincapié en los procesos y estados mentales del mismo, promoviendo una estrategia como perspectiva, asociada a un sentido de dirección; es decir, una visión.

El gran énfasis puesto en los estudios de personalidad emprendedora de esta escuela, ha limitado su avance y señalan la falta de estudios sobre el proceso de generación de estrategia, que incluyan la condición empresarial, los lugares en que parecen ser eficaces y la forma en que funcionan (Mintzberg, Ahlstrand, & Lampel, 1998).

Los emprendedores requieren transformar sus capacidades emprendedoras en capacidades empresariales cuando su propuesta se materializa, constituyendo la base de la función empresarial (Jasso Villazul, 2011). Esto es, transformar sus capacidades individuales a un estilo de gestión empresarial emprendedor que genere capacidades empresariales claves para que su empresa pueda competir y desarrollarse.

La Orientación Emprendedora (OE), surge como un constructo conducente a la evaluación de las decisiones de los directivos para determinar si en estas se exhibe una conducta emprendedora. La OE se observa cuando una organización hace innovaciones, es proactiva y toma riesgos (Covin & Wales, 2012).

Covin y Slevin (1991) proponen que la conducta emprendedora es observable o medible a través de las decisiones que se toman en el nivel organizacional, es decir que la efectividad del emprendimiento se mide en el ámbito de una firma.

El estudio de la OE y su impacto en el desempeño de las empresas han cobrado un interés creciente en los últimos años (Bouchard, Basso, & Fayolle, 2009; Martins & Rialp, 2013; Rauch et al., 2009)

La Orientación Emprendedora y sus dimensiones

El acto escencial de emprender implica una nueva entrada a un mercado existente o nuevo. Además, esta nueva entrada, podría efectuarse creando una nueva empresa, o bien con empresa existente via emprendimiento corporativo. Es en este ámbito que emerge la OE como "el proceso, prácticas y toma de decisiones que dirigen una nueva entrada" (Lumping y Dress, 1996 p.137).

La OE se refiere a un estilo de gestión tendiente a asumir riesgos, favorecer el cambio, innovar, competir agresivamente, entre otros (Miller, 1983; Covin y Wales, 2011 citados por (Arzubiaga Oruetaa, Iturralde Jainaga, & Maseda García, 2012). Por su parte Lumping y Dress (1996) declaran que las dimensiones claves que la caracterizan son: la propensión a actuar de forma autónoma, tendencia agresiva hacia la competencia y una postura proactiva hacia la entrada a los mercados, puesto que son los que estan presentes cuando una empresa hace una entrada existosa. Todos estos factores: autonomia, innovacion, riesgo, proactividad, agresividad hacia la competencia tienen relevancia en las nuevas entradas y son ùtiles para predecir la naturaeza del éxito de una empresa (Martins & Rialp, 2013).

De una amplia revisión de literatura Miller (1983) citado por Wiklund (1998) concluye que la innovación, la toma de riesgos y la proactividad son dimensiones cruciales de una estrategia emprendedora. Las conclusiones hechas por Miller concernientes a la estrategia emprendedora son las que han tenido mayor influencia en la investigación teórica y empírica sobre la OE.

Estas tres características ponen el énfasis en el acto de emprender y no en el emprendedor y eso tiene importantes implicaciones. En primer término, estas acciones pueden llevarse a cabo por una o varias personas dentro de una empresa, ampliando el ámbito en el recae el emprendimiento y en segundo porque pone el énfasis puesto en las acciones pone al emprendimiento en el marco de la administración y permite introducir los conceptos administrativos como empresa, estructura, estrategia. desempeño, en la investigación de emprendimiento o sea conecta al emprendimiento con el marco teórico de la administración (Wiklund, 1998).

Wiklund (1998) concluyó que la OE es una de las variables que aportan en mayor medida al crecimiento de las empresas; sin embargo no las supeditó al ámbito del quehacer administrativo, sino que reconoció la influencia de los recursos y capacidades disponibles en la empresa, su ambiente y el tipo de industria a la cual se enfoca. De hecho, en sus hallazgos plantea que los recursos que dispone la empresa determinan en gran medida sus capacidades; lo cual esta relacionado tambien con la Orientacion Emprendedora. Otra aportación importante es el desarrollo de una escala para medir los constructos de innovacion, toma de riesgos y proactividad que considere aspectos observables y no sólo intensiones, mismo que ha tenido gran aceptacion en la investigación a este respecto.

OE y su relacion con el desempeño de la empresa: evidencia empírica

Los investigadores que abordan el estudio de la OE, usualmente se enfocan a evidenciar que existe una relación positiva entre la misma y el resultado empresarial. Aunque varios han logrado establecer una relación positiva, también hay trabajos en los que ésta relación no se establece (Rauch, Wiklud, Lumpkin, & Frese, 2009).

La comunidad cientifica reconoce que aún hace falta evidencia para establecer de forma definitiva una relación positiva entre la OE y el desempeño empresarial, siendo que hacen falta más estudios, para establecer la naturaleza de esta relación y los apectos que la moderan (Martins & Rialp, 2013; Wiklund, 1998).

Asimismo, otros argumentos para estudiar el impacto de la OE en el desempeño, es que las firmas con OE parecen enfocarse a mercados premium, pueden cobrar precios mas altos y estan en mejor posicion que sus competidores. Es decir su proactividad hace que esten mas propensos a introducir nuevos productos al mercado (Zahra & Covin, 1995).

En la revision de la literatura al respecto, se encontró que la mayor parte de los estudios que analizan la relación de la OE con el desempeño o crecimiento, lo hacen en el ámbito de las pequeñas empresas (Arzubiaga, Iturralde, & Maseda, 2012; Freitas, Martens, Boisson, & Behr, 2012; Jimenez, Nieto, & Castro, 2011; Khedhaouria et al., 2014; Robinson, Sherry & Stubberud, 2014). Lo anterior, deja ver que la innovacion, proactividad y asunsión de riesgos se aplican especialmente en la pequeña empresa, con una estructura organizacional más flexible, presenta menores barreras para un estilo de gestión con orientación emprendedora.

En Latinoamérica tambien se han desarrollado estudios que relacionan la orientación emprendedora con el desempeño de las empresas. Por ejemplo en la investigación que realizaron en España Blesa y Ripollés (2005) se encontró que orientación emprendedora se traduce en mejores resultados, sobre todo cuando se acompaña de una orientación al mercado. Según los resultados obtenidos la asunción de riesgos, la innovación y la proactividad facilitan la adopción de una orientación al mercado.

Por otro lado, Ferreira, Azevedo y Fernández (2011), estudiaron en Portugal una muestra de empresas manufactureras. Los resultados de la investigación confirman que la OE influye positivamente en el crecimiento de la pequeña. Este estudio refleja la necesidad de las empresas de desarrollar una mayor OE por todos sus miembros en conjunto con la inversión en mejores recursos y consecuentemente mayores capacidades como una forma de alcanzar mayores niveles de crecimiento (Ferreira, Garrido Azevedo, & Fernández Ortiz, 2011).

En una investigación desarrollada en Catalunia, España, Martins y Rialp (2012) investigaron el efecto de la orientación emprendedora (OE) en el desempeño financiero de la pequeña y mediana empresa manufacturera (PyME). Los resultados confirmaron la influencia positiva de la OE sobre el desempeño financiero de las empresas, y de mayor importancia aún, la influencia tiende a ser más positiva cuando existe un ajuste entre la OE y el entorno (Martins & Rialp, 2013).

La evidencia apunta a que la Orientación Emprendedora es un importante recurso para que las empresas desarrollen ventajas competitivas y logren mejores resultados en su desempeño. Considerando que la mayor parte de los estudios que apoyan estas conclusiones se han elaborado en países desarrollados, queda la interrogante de si esta relación se mantiene en países con contextos de escaso desarrollo industrial es así que se planteó un modelo de investigación ilustrado en la Gráfica 1.

Gráfica 1. Modelo de investigación: Orientación Emprendedora y Desempeño

Metodología

Este trabajo fue realizado aplicando el método mixto, bajo la perspectiva pragmática de investigación. Se propone hacer un diseño mixto embebido (embedded or nested design) lo que implica que en el diseño de recolección de datos cuantitativos insertar técnicas de recolección de datos cualitativas. Posteriormente, en el análisis de datos se integrarán tanto técnicas cuantitativas como cualitativas (Creswell & Plano Clark, 2007).

3.1 Población de estudio

La población de estudio fueron los dueños de empresas cuya actividad económica está tipificada por el Directorio Estadístico de Unidades Económicas (DENUE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México como: 541510 "Servicios de diseño de sistemas de cómputo y servicios relacionados" ubicadas en el estado de Yucatán, México. De acuerdo con el DENUE (2014) hay un total de 57 empresas que cumplen estas condiciones.

Muestra y recogida de datos

Con el listado obtenido del DENUE se procedió a contactar a la totalidad de las empresas listadas. Filtrando a las que no desearon participar en el estudio y las que habían cerrado operaciones se lograron 41 observaciones, con lo cual se conformó la muestra. Considerando un tamaño de población de 57 elementos, este tamaño de muestra representa un nivel de confianza de 95% y un error muestral de 8.18%. El instrumento de recolección de datos fue la entrevista personal estructurada. Todas las entrevistas fueron grabadas y la información se transcribió para su análisis. El instrumento que se aplicó fue elaborado mediante la traducción de la Escala de Orientación Emprendedora de la gestión empresarial de Wiklund (1998), fue complementado con preguntas del Manual de Oslo (OCDE, 2007) para evaluar la innovación y con preguntas abiertas de elaboración propia.

El análisis e interpretación de los datos estadísticos se realizó mediante el software Statistical Package for Social Science (SPSS). Para evaluar la confiabilidad y validez de los reactivos, se aplicaron las pruebas: análisis de componentes principales, coeficiente KMO (Kaisen-Meyer-Olkin) y el Alfa de Cronbach.

Para probar la hipótesis se aplicó un análisis factorial y análisis de regresiones múltiples. La información cualitativa se examinó empleando la técnica de análisis de del discurso.

Medición de las variables

De acuerdo al modelo propuesto al final del apartado de revisión de la literatura, la OE consta de tres variables: proactividad, innovación y toma de riesgos. Las cuales, fueron medidas de acuerdo a la perspectiva de Wiklund (1998) que las define de la siguiente manera:

* Proactividad: Se refiere a si la empresa realiza análisis del entorno, tendencias tecnológicas, competidores, etc. y tiene la iniciativa en la introducción de productos o servicios al mercado.

* Innovación: Si ha realizado actividades de investigación y desarrollo, introducción de nuevos productos o líneas de productos; adaptaciones en los productos o servicios o incursionado en un nuevo.

*Toma de Riesgos: Si la empresa ha incursionado en proyectos que le conlleven un alto riesgo y prefiere proyectos que impliquen altos riesgos y altos beneficios.

Cada variable fue medida a través de los reactivos que componen la Escala de Orientación Emprendedora de Wiklund (1998), en una escala Likert de 5 puntos. Posteriormente los resultados se integraron en un índice que se denominó "índice de la Orientación Emprendedora".

Para evaluar el desempeño, se aplicó parte del instrumento desarrollado por Khedhaouria, Gurau y Torrès (2015). Se privilegió las preguntas de tipo cualitativo, ya que en el contexto mexicano y yucateco los empresarios difícilmente están dispuestos a dar información financiera; además que el desempeño financiero de empresas de software es difícil de medir, por su naturaleza intangible y sus largos períodos de desarrollo de productos. La medición del desempeño se hizo basándose en dos atributos: percepción del empresario del crecimiento de la empresa de la rentabilidad.

Pruebas de validez y confiabilidad

Se hizo un análisis factorial para probar la validez de los reactivos asociados a cada variable. Una vez hechos los ajustes y filtrados los reactivos correspondientes, se lograron los resultados que se muestran en la Tabla 1.

En cuanto a la confiabilidad se calculó el coeficiente alfa de Cronbach, se obtuvo un resultado global del instrumento de Cronbach de .667 lo que indica que es confiable A continuación en la Tabla 2, se presenta el análisis de confiabilidad por sección.

Resultados

Análisis descriptivo

El primer aspecto evaluado para medir la Orientacion Emprendedora (OE) fue la proactividad. En este aspecto, los empresarios obtuvieron un puntaje medio, es decir que no son altamente proactivos. El promedio general de las respuestas fue de 2.81 sobre 5 que se considera alto.

En el instrumento de Wiklud (1998) la proactividad esta muy relacionada a las acciones que la empresa emprende frente a la competencia, dado que este sector es aún naciente en el contexto de estado de Yucatan en México y las empresas se enfocan más hacia mercados mas allá de su region, compiten muy poco entre sí.

En las entrevistas plantearon que no había necesidad de competir unos con otros puesto que cada empresario se enfoca a mercados distinto y se especializa en soluciones informaticas distintas por ejemplo para restaurantes, hoteles, talleres mecánicos, comercializadoras, etc.

El siguiente aspecto evaluado fue la innovación. Fue la variable que resultó con el resultado más alto, con un promedio de 4.31 de una escala donde 5 se considera lo más alto. Las características de esta industria hacen que este resultado este dentro de lo esperado, en su comportamiento. Puesto que los propios empresarios manifestaron que las mejoras y actualizaciones en sus sistemas son una condicionante muy importante para permanecer vigentes en su mercado.

La tercera y última variable fue riesgo, que resultó relativamente alta con un promedio de 3.59 en la misma escala de las secciones anteriores. Los empresarios del sector, explicaron que frecuentemente se involucran en proyectos con altos riesgos y trabajo bajo presión para alcanzar sus metas.

En general se puede decir que la Orientación Emprendedora es alta en los empresarios de software yucatecos, pues el promedio general fue de 3.57 que lo ubica como moderadamente alto. El factor de proactividad, que en el instrumento esta muy relacionado con estrategias hacia la competencia fue el que empuja el promedio hacia abajo y como se observó no se existe un mercado agresivo, por el contrario se encontró que cada empresario ha econtrado un segmento donde enfocarse y no aplican estrategias de ataque a la competencia.

En cuanto al desempeño de las empresas de software, se obtuvieron buenos resultados, el 40% considera que la empresa ha crecido ligeramente en términos de empleo. En cuanto a las ventas los resultados son aún mejores, ya que el 40% mencionó que se han incrementado en gran medida otro 40% reporta un incremento ligero. Lo que indica al 80% de los empresarios reportando crecimiento en el sector en ventas. De igual forma la percepción general de empresa es que ha crecido ligeramente o en gran medida (72.7%) (Gráfica 2). Conforme al modelo teórico propuesto descrito, se construyeron dos indicadores asociados con cada constructos a partir de los reactivos en Escala tipo Likert que los integran.

Para la construcción de estos indicadores, se transformó su escala del 1 al 5 en escala de 0 a 100, para lo cual se empleó la siguiente expresión:

Donde:

  • Indi: Es el valor del indicador iésimo (i = 1 a 5).
  • Xij: Es el valor del reactivo j ésimo del indicador iésimo.
  • Vminanti: Es el valor mínimo en la escala anterior del indicador iésimo
  • Vmaxanti: Es el valor máximo en la escala anterior del indicador iésimo

Previamente a la construcción del modelo de correlación se efectuó un análisis descriptivo y exploratorio de los índices construidos para detectar posibles datos atípicos (mediante un diagrama de cajas), verificar su normalidad (mediante la pruebas de bondad de ajuste de Kolmogorov Smirnov) y aleatoriedad (mediante la prueba de rachas) (Tabla 3).

Los resultados de las pruebas de normalidad y rachas (ésta última con relación a la media), permitieron corroborar la normalidad de la distribución de los indicadores y su aleatoriedad. En el caso de la prueba de bondad de ajuste de Kolmogorov Smirnov la hipótesis nula corresponde a la normalidad de la distribución del indicador, por lo que dado que valor p obtenido es mayor que el nivel de significancia de 0.05, no rechazamos esta hipótesis y se confirma la normalidad. En el caso de la prueba de rachas, la hipótesis nula de aleatoriedad se confirma ya que los valores p son mayores a este nivel de significancia.

Resultados del análisis de correlación

Una vez confirmados los supuestos de normalidad y aleatoriedad se procedió a la construcción del modelo de correlación lineal, a partir de los indicadores de Desempeño de la empresa (IndDes) y Orientación de la gestión empresarial (IndOGE). Un resumen de los resultados se presentan en la Tabla 4.

Los resultados indican que existe una correlación positiva y significativa entre la Orientación Emprendedora y el Desempeño de las empresas. Este resultado apoya la hipótesis de que las empresas cuya gestión administrativa con orientación emprendedora tienen mejores resultados.

Asimismo, se hizo un análisis de correlación de cada una de las variables, con el constructo Orientación emprendedora, para observar con cuales guarda una mayor relación. Un resumen de los resultados se presentan en la Tabla 5.

De acuerdo con estos resultados, tomando como referencia el modelo propuesto, las tres variables evaluadas tienen una alta correlación positiva con la Orientación Emprendedora.

Finalmente se hizo un análisis para analizar la interacción de las tres variables. Se observó que la variables innovación y proactividad están correlacionadas positiva y significativamente al 5%. No se encontró evidencia de correlación de la variable Toma de riesgo con las variables innovación y proactividad (ver Tabla 5).

Resultados Explicativos

Posteriormente se hizo un análisis de regresión lineal con el método introducir. Un resumen del modelo es prestado en la Tabla 6. En dicha tabla se puede observar a través de la R cuadrada corregida con valor de .139 una relación significativa entre las variables orientación emprendedora y desempeño.

La Tabla 7 muestra un resumen del análisis ANOVA que se efectuó. Los resultados muestran un valor F de 6.314 con un valor p de .016 que confirman la relación significativa de las variables OE y desempeño.

Finalmente la Tabla 8 muestra los resultados de los coeficientes estandarizados y tipificados. Asimismo, muestra los resultados de la prueba de significación que permite aceptar la hipótesis que se planteó a un nivel de significación del 5%.

Los resultados que se obtuvieron en este trabajo, aportan evidencia empírica suficiente para establecer un estilo de gestión con orientación emprendedora (que asume riesgos, hace innovaciones y es proactivo) se relaciona positiva y significativamente el desempeño de las empresas de software en Yucatán, México.

Conclusiones

La Orientación Emprendedora es un constructo que se ha vuelto relevante en los estudios sobre emprendimiento en los últimos años. Muchos investigadores han logrado aportar evidencias de una relación positiva entre la OE y el desempeño de las empresas, sobre todo en el ámbito de la pequeña empresa (Blesa, Andreu; Ripollés, María, Montferrer, 2009; Ferreira et al., 2011; Rauch, Wiklund, Lumpkin, & Frese, 2009).

No obstante, aún no hay evidencia contundente para establecer una relación positiva entre la OE y desempeño empresarial, siendo necesarios mas estudios para entender la naturaleza de esta relación, los ambientes, contextos y variables que la moderan (Martins & Rialp, 2013; Wiklund, 1998).

A este respecto este trabajo presenta evidencia de una correlación positiva entre la Orientacion Emprendedora de empresas de software ubicadas en el estado de Yucatán, México con su desempeño. Asimismo, se encontró evidencia de la relación positiva entre las variables innovación y proactividad. No así el caso de toma de riesgos, de la cual no se encontró evidencia estadistica de una correlación con las variables proactividad e innovación.

Posteriormente en el análisis de regresión se aceptó la hipótesis planteada y se concluyó que la orientación emprendedora es una variable que aporta al desempeño de las empresas de software yucatecas.

Por lo anterior, este estudio aporta evidencia empírica de las variables que contribuyen a un mejor desempeño de las empresas innovadoras. Específicamente se presenta evidencia de que la orientación emprendedora es una de las variables que juegan un papel clave en el emprendimiento innovador exitoso en un ecosistema emprendedor poco favorable.

Estos resultados se muestran consistentes con los estudios de (Martins & Rialp, 2013; Rauch et al., 2009; Zahra & Covin, 1995) y otros; si bien muchos estudios coinciden con que la Orientación Emprendedora impacta en el resultado, destacan que hace falta probar esta relación en otros contextos, que es donde ese estudio hace el aporte.

A este respecto, cabe mencionar que los resultados este estudio se contextualizan en la región sureste de México, en el estado de Yucatán. Especificamente, en la industria del desarrollo de software, una industria cuya caracteristica es la innovación constante.

Las conclusiones de este trabajo estan limitadas por los métodos estadisticos utilizados, haciendo necesarios análisis mas robustos. Asimismo, análisis longitudinales que pemitan un evaluar los cambios en las variables a lo largo del tiempo.

Asimismo, debido a que esta investigación se basa en el análisis de una sóla industria, se obtienen los beneficios de tratar con empresas que son parecidas en lo tecnológico y económico. Sin embargo, se enfatiza que estos resultados se deben tratar con precaución, dado lo especifico de la industria y el contexto.

 

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


e-ISSN: 2255-078X

FIR. Faedpyme International Review es una revista científica editada por FAEDPYME (La Fundación para el análisis estratégico y desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa)

Licencia de Creative Commons Esta obra está – si no se indica lo contrario – bajo una "Licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional". La licencia completa se puede consultar en http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.