La Competitividad Sistémica de la PYME del Distrito Federal, México

Systemic Competitiveness of SMEs in Mexico City, Mexico

Maria L. Saavedra García
Universidad Nacional Autónoma de México, México D.F. Dra. y Mtra. en Administración por la UNAM. Investigadora de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México.
E-mail: maluisasaavedra@yahoo.com

Blanca Tapia Sánchez
Universidad Nacional Autónoma de México, México D.F. Dra. y Mtra. en Administración por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, investigadora de la Facultad de Contaduría y Administracion de la Universidad Nacional Autónoma de México.
E-mail: btapia@fca.unam.mx

María de los A. Aguilar Anaya
Universidad Nacional Autónoma de México, México D.F. Dra. en educación por la Universidad Anáhuac, responsable del área de capacitación en el Centro Nacional de apoyo a la PYME de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México.
E-mail: maguilara@cenapyme.fca.unam.mx

Fecha de recepción: 2015-03-10
Fecha de aprobación: 2015-05-28


Resumen

El objetivo de este trabajo consistió en la aplicación del modelo de competitividad sistémica, a la PYME1 del Distrito Federal. Desarrollando cuatro niveles de competitividad: Nivel macro (Entorno económico), Nivel meso (Entorno regional), Nivel meta (Entorno Socioeconómico) y Nivel micro (Factores internos). La recolección de datos se hizo por medio de un trabajo de campo e investigación documental. Los principales hallazgos son: entre las principales fortalezas del entorno económico: alto nivel de producto interno bruto, una alta productividad laboral y su autonomía fiscal, entre las principales debilidades: los sindicatos y la tasa de desempleo; por su parte entre las oportunidades destacan la inversión extranjera y entre las amenazas la inseguridad, la corrupción y la dificultad en los trámites empresariales. En el entorno regional se encontró una relación positiva y perfecta de 1 entre el número de unidades económicas y el PIB per cápita. Con respecto a los factores socioculturales, presenta niveles de pobreza y desempleo menores al resto del país. Por último, en el nivel micro, la competitividad de la PYME se encuentra en relación directa con el tamaño de la empresa y el sector industria muestra más alta competitividad que los sectores comercio y servicios.

Palabras clave: Competitividad sistémica, Nivel macro, Nivel Meso, Nivel Meta, Nivel Micro.


Abstract

The objective of this work was to apply the model of systemic competitiveness, SMEs2 in Mexico City. Developing four levels of competitiveness: macro level (economic environment), meso level (regional environment), Level Goal (Environment Socioeconomic) and micro Level (internal factors). Data collection was done through fieldwork and archival research. The main findings are among the major strengths of the economic environment: high level of gross domestic product, high labor productivity and fiscal autonomy, the main weaknesses: the unions and the unemployment rate; meanwhile stand between foreign investment opportunities between threats and insecurity, corruption and difficulty in business transactions. In the regional setting a positive and 1 perfect relationship between the number of economic units and per capita GDP was found. With regard to socio-cultural factors, presents lower levels of poverty and unemployment to the rest of the country. Finally, at the micro level, the competitiveness of SMEs is in direct relation to the size of the company and the industry sector shows higher competitiveness trade and services sectors.

Keywords: Systemic competitiveness, macro level, Level Meso Level Meta, Level Micro.


La competitividad de las empresas es un tema que hoy en día cobra una importancia vital, dadas las condiciones de un entorno globalizado donde la competencia es cada vez más fuerte, mucho se ha señalado que son las empresas las que compiten, no los países. Sin embargo, las características estructurales de una economía nacional o de una industria de un país en particular ejercen una fuerte influencia en el desempeño de las empresas.

Existen numerosos autores (Brunner, 2005, De la Cruz, et al., 2006, OCDE, 1992, Rubio y Aragón, 2006, Solleiro y Castañon, 2005 entre otros ), que han estudiado la competitividad empresarial desde diferentes enfoques y muchas veces considerando solo un aspecto de la misma. Por lo anterior, en la presente investigación se estudia la competitividad de la PYME en el Distrito Federal desde un enfoque sistémico donde en primer lugar se presenta la caracterización de la PYME, mismas que se encuentran concentradas en dos sectores comercio y servicios, y aportan el 17.7% del PIB nacional, en segundo lugar se realiza un breve recuento acerca de los hallazgos de estudios previos acerca de la competitividad de la PYME en el D.F., realizando posteriormente un estudio del nivel macro de competitividad de la PYME donde el aspecto más importante a destacar sería una disminución de la inflación y un crecimiento sostenido del comercio en los dos últimos años.

Así también, se realizó un análisis del nivel meso de competitividad es decir el desarrollo regional donde se consideraron tanto variables de competitividad de la PYME como de infraestructura física, infraestructura educacional, tecnología, infraestructura industrial, política de inversión, oportunidades de desarrollo y capacidad económica.

El siguiente nivel de análisis fue el meta, que aquí se le denominó factores socioculturales donde se hizo una descripción de la situación de aspectos tales como: indicadores socio demográficos, apoyos a la PYME en el Distrito Federal y la facilidad para realizar negocios.

Por último, se utilizó la herramienta adaptada del Mapa de Competitividad del BID, para realizar el estudio del nivel micro de la PYME en el Distrito Federal mismo que incluyó ocho factores: Planeación estratégica, Aprovisionamiento, Aseguramiento de la calidad, Comercialización, Contabilidad y Finanzas, Recursos Humanos, Gestión Ambiental y Sistemas de Información. Permitiéndonos con esto obtener un diagnóstico de la competitividad interna de la PYME.

Todo lo anterior bajo la premisa de que la competitividad de la PYME depende de la interrelación de los factores que se encuentran en cada uno de los cuatro niveles señalados: Macro, Meso, Meta y Micro, siguiendo el modelo de Competitividad Sistémica, aportado por la CEPAL (Esser, et al., 1996). Como podemos ver en el gráfico 1.

1. Caracterización de la PYME en el Distrito Federal

En el D.F. se cuenta con 380,780 unidades empresariales, que representan el 13.48 % del total nacional, emplean a 1’846,932 personas que es 55.98% del empleo generado por el sector empresarial en esta entidad, pagan 85’109,432 pesos, en remuneraciones monto que representa la tercera parte del total pagado por las empresas a su personal, aportan el 36.34% de la producción nacional y los activos fijos que poseen representan el 28.91% de la inversión fija nacional (Ver cuadro 1).

En cuanto a la distribución sectorial, la PYME en el D.F. se concentran en dos principales sectores: Comercio (51.50%), Servicios (39.99%) siendo el sector industria (8.5%) el de menor participación; estos sectores representan el 98% de las unidades económicas catalogadas como PYME, el 93% de su personal ocupado y el 83% de su producción bruta. El sector de actividad económica más importante en el D.F. es el comercio, su contribución en 2009, fue de 347 mil millones de pesos corrientes, representando el 17.3% del PIB de la entidad; en tanto que a nivel nacional, la participación de este sector fue de 15.3%. Otros sectores económicos del Distrito Federal en los que también se observó una participación importante en el PIB local son: servicios financieros y de seguros 11.3%; transportes, correos y almacenamiento 8.7%; servicios profesionales, científicos y técnicos 8.2%; información en medios masivos 7.0%; actividades del gobierno 6.8%, y servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación 5.3 por ciento. Estas contribuciones fueron mayores que las que tuvo cada sector en el PIB a nivel nacional.

2. La competitividad de la PYME en el Distrito Federal

De acuerdo con el Índice de Competitividad Estatal 2010, elaborado por el Instituto Mexicano de la Competitividad IMCO (2012) por octavo año consecutivo el Distrito Federal es la entidad federativa más competitiva del país. Los datos generales de la competitividad del Distrito Federal son:

• Escolaridad: el promedio es de 10.5 años, lo que equivale a poco más del primer año de educación media superior (considerando 6 años de primaria, 3 de secundaria y 3 años preparatoria o bachillerato), estando por arriba del promedio nacional que es de 8.6 años.

• Sector de actividad que más aporta al PIB estatal: Comercio.

• Aportación al PIB Nacional 17.7%.

• Cuenta con 382,056 unidades económicas, el 10.3 % del país.

• Emplea 3,229,325 personas, el 16.4% del personal ocupado en México.

• En promedio, las remuneraciones que recibe cada trabajador al año en el Distrito Federal son de $135 907, el promedio nacional es de $99 114.

Un estudio realizado acerca de la competitividad de la PYME en el Distrito Federal lo encontramos en la investigación “Análisis Estratégico para el Desarrollo de la PYME del D.F.”,3 del cual destacaremos solo algunos hallazgos: con respecto a estrategias y factores competitivos en promedio el 44% de las empresas realizan planeación estratégica por escrito. Referente a la administración de recursos humanos, la subcontratación es la acción más frecuente en la actividad de construcción (53%), en las demás actividades su utilización varía entre 15 y 43%; todo parece indicar que es más frecuente la contratación de trabajadores temporales, en la que también destaca la construcción con el 81%, mientras que en los demás sectores varía entre 23 y 60 por ciento. En cuanto a la capacitación para directivos, las acciones dependen de la actividad económica, así por ejemplo las empresas automotrices se enfocan en informática, las de servicios de salud en dirección/estrategia y las agencias de viajes en inglés. En general se observa mayor interés en la capacitación en dirección/estrategia, informática y contabilidad. Con respecto a la capacitación para personal operativo, en general se observa mayor interés en la capacitación en acciones técnico/operativas, técnicas de ventas e informática. Por último, en lo que se refiere a tecnología, calidad e innovación, sólo las actividades de servicios de computación y servicios de esparcimiento, una de cada tres empresas considera que tiene una tecnología fuerte, proporción que disminuye en las demás actividades. Sólo el 8% en promedio de las empresas entrevistadas cuenta con un certificado ISO de la serie 9000 y los porcentajes de empresas que se encuentran en proceso de obtener alguna certificación es de 16%, destaca la actividad automotriz. En general las empresas que participaron en el estudio han realizado innovaciones en mayor proporción en productos y servicios, sin embargo no todos consideraron que estas fueran muy importantes. Como se puede apreciar este estudio considero únicamente los factores internos de las PYME del D.F. por lo que no nos brinda un panorama completo de la situación de la PYME.

3. Aspectos macroeconómicos y su impacto en la PYME del Distrito Federal

La situación económica del país se caracteriza por bajo crecimiento económico, altas tasas de interés y comisiones bancarias que inhiben la inversión productiva. Lo anterior ha contribuido a que la PYME que representan el 99.80% de los establecimientos económicos, recurran preferentemente al crédito de proveedores (Saavedra y Hernández, 2008). Resulta pertinente señalar que la PYME se caracterizan por ser empresas familiares, con problemas de financiamiento en el corto, mediano y largo plazo, además de dificultades de acceso a la innovación tecnológica, así como la falta de recursos humanos capacitados para realizar estudios de mercado, financieros y técnicos que le permitan incursionar exitosamente en el ámbito internacional (Saavedra, et al. 2007).

3.1. Indicadores del entorno macroeconómico en el Distrito Federal

3.1.1 El crecimiento económico

De acuerdo con la información publicada por el INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e informática), el PIB del Distrito Federal, del 2005 al 2012 representó en promedio el 17.5% del PIB Nacional, siendo la mayor representación del país, ésta tendencia se observa en el siguiente cuadro.

El PIB per cápita del D.F. en el año 2012, fue de 288,768 pesos, monto que duplica el promedio nacional que es de 134,149 pesos, es decir, los capitalinos generan 154,619 pesos más por persona que el promedio de los mexicanos, lo que lo ubica en la tercera posición de las 32 entidades federativas, debajo de Campeche y Tabasco que ocupan el primer y segundo lugar respectivamente.

3.1.2. Industria manufacturera

El Indicador Mensual Estatal de Manufacturas (IMEM) en el Distrito Federal presentó una fuerte contracción a partir de enero de 2009, en cambio el total nacional presenta una tendencia de crecimiento del 2009 al 2012. En relación con la variación porcentual del IMEM, en el año 2011, el Distrito Federal presenta una caída en los meses de noviembre y diciembre de -2.4 y -3.1% respectivamente, recuperándose en los primeros meses del 2012, para volver a caer, en el año 2013 (En.-May.) el crecimiento promedio es -8.3%. En cambio en México el IMEM presenta una tendencia de crecimiento mostrando en 2013 (En.-May.) un crecimiento promedio de 0.6%. Este bajo desempeño de la industria en el Distrito Federal, estaría mostrando un nivel competitivo menor al de la industria nacional (INEGI, 2013).

3.1.3. Inversión Extranjera Directa y Remesas Familiares

La ciudad de México, como la entidad más competitiva del país, cuenta con las condiciones socioeconómicas y una infraestructura sólida, capaz de atraer y retener no solamente inversiones nacionales, sino también extranjeras. De acuerdo con INEGI la inversión extranjera directa realizada de 1999 a 2012 en el Distrito Federal fue de 168 256.4 millones de dólares y su estructura porcentual fue de 56.1% de total nacional. Lo cual lo coloca como uno de los destinos más atractivos para la IED. Las principales inversiones en la Ciudad de México provienen de España (85.2% del total nacional), Suiza (86.6% del total nacional) y Luxemburgo (70.8% del total nacional. El Distrito Federal contiene todo tipo de inversiones, pero se distingue de los demás espacios por la importancia que ha adquirido como lugar que concentra las mayores inversiones en el sector servicios, especialmente en servicios de instituciones crediticias y bancarias, servicios de instituciones financieras del mercado de valores, y en comunicaciones (35.5%) (Gobierno del Distrito Federal, 2012).

3.1.4. Empleo

En el año 2012 el Distrito Federal reportó más de 4 millones de trabajadores ocupados, principalmente en el sector servicios, lo que representó 8.7% respecto al personal ocupado en estos sectores a nivel nacional. También se reportó que los desocupados son solo el 1.1% del total nacional (Gobierno del Distrito Federal, 2012).

3.2. Análisis FODA del entorno Macro de la PYME en el Distrito Federal

En el cuadro 3 se puede ver el análisis de las fortalezas y debilidades, amenazas y oportunidades del entorno Macro que tiene que enfrentar la PYME en el Distrito Federal.

4. El desarrollo regional y su impacto en la PYME del Distrito Federal

La competitividad regional puede ser definida como la administración de recursos y capacidades para incrementar sostenidamente la productividad empresarial y el bienestar de la población de la región (Benzaquen, Del Carpio, Zegarra y Valdivia, 2010). La competitividad regional puede ubicarse en el nivel meso de competitividad y se identifica con factores tales como : Política fiscal, centros de tecnología instituciones educativas, política de medio ambiente, infraestructura material, infraestructura de conocimiento y otros más tales como corrupción, índice de desarrollo humano (IDH), patentes e inversión extranjera directa (IED) (Esser, Hillebrand, Messner y Meyer, 1996). El 52.8 % de la fuerza laboral de la PYME en el D.F. se encuentra concentrada en las delegaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Azcapotzalco. El 45.9% del total de las remuneraciones se encuentran concentradas en las delegaciones de Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc. Las delegaciones Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc y Benito Juárez destacaron por su aportación a la producción bruta del Distrito Federal, sumando un 55.4% (Gobierno del Distrito Federal, 2012).

En cuanto al personal ocupado por delegación en el D.F. se observa que el 54.72% se encuentra remunerado por la empresa, el 26.09% son propietarios de la empresa y otros trabajadores no remunerados, y el 19.17% trabaja por su cuenta. El outsourcing como opción de trabajo va en crecimiento, alcanzando en la delegación Tlalpan hasta el 44.6% (Gobierno del Distrito Federal, 2012).

En el cuadro 4 se muestran las variables e indicadores, en el Distrito Federal y podemos destacar que cuenta con la mayor capacidad económica del país con un aporte al PIB nacional de 17.6%, con un el índice de competitividad del 58.6 %, medido con los parámetros de IMCO4 (Instituto Mexicano de la Competitividad) y con una tasa de crecimiento de 17.13%.

Para determinar la relación de la competitividad de la PYME y el desarrollo regional se realizará un análisis de correlación, cuyos resultados se muestran a continuación.

4.1 Resultado del análisis de Correlación

Se aplicó el método de correlación simple para determinar si podría existir alguna relación entre la competitividad de la PYME en el Distrito Federal y el Desarrollo Regional, a continuación se presentan únicamente aquéllas correlaciones que mostraron resultados más relevantes.

Existe una relación de 1 entre la competitividad de la PYME medida por el número de unidades económicas de cada entidad lo cual estaría demostrando que existe una relación positiva entre el desarrollo de una entidad medida por el PIB Per cápita y la capacidad de la PYME para permanecer en el mercado. El segundo indicador que muestra una correlación importante, es el de la generación de empleos con un 0.664 y el tercero es la inversión en activos fijos que realiza la PYME con un 0.533, estos resultados muestran la importancia que tiene para el desarrollo de una región el arraigo de la PYME, es decir empresas que sean capaces de generar empleo y realizar inversión fija.

Respecto del aporte que cada delegación realiza al PIB nacional podemos observar que existe una correlación de 0.664 con el número de empleos generados por la PYME, de 0.426 con el valor de la producción y con el valor de las remuneraciones y de 0.533 con el valor del activo total. Lo que indica la importancia que tiene la competitividad de la PYME (medida por estos cuatro indicadores) para el desarrollo regional medido por el aporte al PIB.

5. Factores socioculturales y su impacto en la PYME del Distrito Federal

5.1 Indicadores Socioeconómicos México

Según Romo (2008) al comportamiento socioeconómico se le identifica por los niveles de PIB per cápita, pobreza, desempleo estructural y rezago habitacional. Bajo este esquema se elaboró el cuadro 7, donde pueden verse los indicadores socio-demográficos y de competitividad en el D.F. comparados con los de México.

5

Los datos del cuadro 7 muestran que en promedio en México, se tiene que el 45.9% de la población vive en situación de pobreza lo cual en opinión del Banco Mundial se mantiene en niveles inaceptablemente altos. Y es que los niveles actuales de pobreza, son similares a los registrados a comienzos de los años 90, hecho que muestra que los últimos 15 años las políticas no han sido efectivas para combatir esa condición que afecta a casi la mitad de los mexicanos. Estos altos niveles, se deben en gran medida a la gran desigualdad en los ingresos, la décima parte más rica de la población gana más de 40 por ciento de los ingresos totales, mientras la décima parte más pobre solo obtiene 1.1 por ciento (Vega, 2005). En el Distrito Federal este indicador alcanza el 28.7%, lo que indica un mejor nivel de vida en esta parte del país.

El PIB per cápita en el D.F., también está en ventaja con relación al resto de las entidades del país así también, las tasas de desempleo y de personal ocupado sin prestaciones son las más bajas, mientras que el rezago en vivienda si es considerable representando el 12.35% del total de viviendas que hacen falta para mejorar la situación de la población en este aspecto. Por último, los indicadores de desarrollo humano y de competitividad IMCO, son más elevados que la media nacional lo que corrobora una mejor calidad de vida para la población que habita en esta entidad.

Corroborando lo anterior con el Índice de Desarrollo Humano (IDH) en el Distrito Federal el cual alcanza 0.9225, el más alto a nivel nacional y esta por arriba de la media estatal que es 0.8323. Las delegaciones de Milpa Alta e Iztapalapa tuvieron los menores niveles de desarrollo humano; en contraparte de las demarcaciones de Benito Juárez y Miguel Hidalgo que mostraron niveles más elevados de este indicador. Esto muestra de algún modo la asimetría que existe en cuanto al nivel de vida en esta entidad federativa.

5.2. Doing Business (facilidad de hacer negocios)

De acuerdo con la clasificación publicada por el Banco Mundial (Doing Business, 2012) en el indicador facilidad de hacer negocios, México se encuentra en el lugar número 53 y dentro de las 20 economías que posee actualmente el entorno regulador empresarial más favorable. En México D.F., en cuanto a la facilidad para abrir un negocio tenemos (Doing Business, 2012):

Su posición con respecto a América Latina y el Caribe es favorable (Lugar 6 vs Lugar 9 de ALC), excepto en el monto del capital mínimo pagado (8.4% del ingreso per cápita vs 3.7% de ALC). Con respecto a la OCDE se encuentra en desventaja respecto del número de procedimientos y costos (6 procedimientos vs 5 de la OCDE). Un estudio demostró que en México una reforma de los permisos municipales en los diferentes estados desembocó en un subida del 5% en la inscripción de nuevas empresas, y la creación de empleo aumentó un 2.2%. El impacto más positivo se dio en los estados con menos corrupción y mejor gestión pública (Doing Bussines, 2012). La mejora regulatoria en apertura de empresas es una política pública que busca la manera en que el gobierno norma las actividades del sector privado y de la sociedad en su conjunto.

5.3. Apoyos a la PYME en el Distrito Federal

Las cifras publicadas por la Secretaría de Economía los apoyos otorgados a las PYME en el Distrito Federal en el año 2011 se señalan en el cuadro 9.

Como podemos ver en el cuadro 9, la mayor parte de los apoyos a la PYME, se ha canalizado a través del Sistema Nacional de Garantías, lo que indica la importancia de la operación de este sistema.

Del año 2007 al 2011 se apoyaron 33 proyectos por un monto de $77.6 millones beneficiando a 1 mil 734 PYME, lo que representa un crecimiento de apoyo del 175% y 81% respectivamente; así mismo se obtuvo un crecimiento del 107% en empleos conservados (Ver cuadro 10). Referente al programa de Capital Semilla del 2007 al 2010, se registraron 343 proyectos, de los cuales se aprobaron 102. El D.F. otorgó apoyos por $3.5 millones y la Secretaria de Economía por $32.1 millones. En dos años (2011-2012) fueron atendidas un total de 25,521 empresas y un total de 15,134 emprendedores, en los Centro México Emprende.

6. Determinación de la competitividad en el nivel micro de la PYME del Distrito Federal

El análisis micro se realizó a través de un trabajo de campo entrevistando de manera personal a los empresarios, utilizando la herramienta MAPA de Competitividad del BID, que fue adaptada por Saavedra y Milla (2012), para ser aplicada de acuerdo con el sector al que corresponde la empresa. Los resultados se presentan a continuación.

6.1 Conformación de la muestra

La muestra está conformada por 400 empresas correspondientes a las 16 delegaciones del Distrito Federal. Se calculó con base a 382,056 unidades económicas que contabilizó INEGI en el último censo económico de empresas en el 2009, con un nivel de confianza de 95% y un máximo de error de 5%.

Como podemos ver la muestra se conformó con 10.3% empresas del sector industria, comercio 48.0% y servicios 41.8. Con respecto al tamaño de empresa, la muestra se conformó por 91.0% de microempresas, 7.3% de pequeñas y sólo 1.8% de medianas. Siendo congruente con la distribución que se observa en esta entidad federativa.

6.2 Características del empresario

Actualmente la mujer se ha incorporado al ámbito empresarial. El 44% de los empresarios encuestados son de género femenino, mientras que el 56% masculino. Sólo en el sector industria se observa una menor proporción del género femenino, lo cual resulta congruente con el tipo de trabajo que se realiza en este sector.

En cuanto al nivel de estudios del empresario en los sectores industria y servicios predomina la Licenciatura, mientras que en el sector comercio predomina la preparatoria. El promedio de edad de los empresarios alcanzó 36.8 años, lo cual lo ubica en una edad altamente productiva.

6.3 Características de las empresas

Con respecto a la antigüedad de las empresas vemos que las del sector industria son las más antiguas (14 años en promedio), mientras que las más jóvenes son las del sector servicios (11 años en promedio). Así también, en promedio cerca el 66.8% de los negocios están constituidos como personas físicas con actividad empresarial mientras que el 33.2% lo están como personas morales. En el sector servicio inclusive los resultados son mayores pues las tres cuartas partes de los negocios está conformado por personas físicas. Así también, con respecto a la formación de capital de las empresas vemos que el 50% son empresas familiares, mientras que el otro 50% no lo son mostrando esto un equilibrio entre ambos tipos de empresas.

6.4 Competitividad Global de las empresas

La competitividad total de las empresas de toda la muestra alcanzó 41.85%, en cuánto a los rangos de competitividad alcanzados, los resultados indican que el 73.3% de las empresas son de baja competitividad y sólo el 17% son de alta y muy alta competitividad (ver cuadro 12). Eso se debe a que en el Distrito Federal coexiste lo más moderno de los procesos productivos, tecnológicos, de la comunicación y el intercambio comercial global, con una economía informal, sin acceso a los sistemas de previsión social y un sector de subsistencia rural vulnerable (Gobierno del Distrito Federal, 2012).

6.5 Competitividad Global por factores

En cuanto a la competitividad global por factores las áreas de oportunidad se presentan para estas empresas en cada uno de estos factores predominando: Sistemas de información, recursos humanos, gestión ambiental y aseguramiento de la calidad. Habiendo obtenido mejores puntajes en Contabilidad y Finanzas, Comercialización y Aprovisionamiento (Ver gráfico 2).

6.6. Competitividad por tamaño de empresas

En cuanto a la competitividad por tamaño de empresas, los resultados muestran que el 80.2% de la micro empresa es de baja competitividad, mientras que en la pequeña empresa el 75.9% es de alta competitividad, en tanto que en la mediana empresa el 100% es de muy alta competitividad (ver cuadro 13), mostrando con esto que cuando más grande es la empresa mayores posibilidades tiene de alcanzar una competitividad elevada.

6.7. Competitividad por factores y tamaños

En este apartado se analizó la competitividad por factores de las empresas considerando las diferencias en tamaño, para identificar el nivel de competitividad de cada uno de los factores.

6.7.1 Competitividad empresas de tamaño micro

La competitividad global de la PYME de tamaño micro es 38.06%6, mismo que se considera como de baja competitividad, la competitividad por factores podemos verla a continuación en el gráfico 3:

Las áreas de oportunidad en las empresas de tamaño micro nos refieren a los sistemas de información, la gestión ambiental, recursos humanos, aseguramiento de la calidad, planeación estratégica y contabilidad y finanzas, como los factores más apremiantes que necesitan ser atendidos.

6.7.2 Competitividad empresas tamaño pequeño

La competitividad global de la PYME de tamaño pequeño es 76.62%, el cual cae en un rango de alta competitividad, la competitividad por factores podemos verla en el gráfico 5. La pequeña empresa en el Distrito Federal alcanza un buen nivel de competitividad sin embargo aún existe la oportunidad de mejorar en áreas como Recursos Humanos (67.82%) y gestión ambiental (67.82%), los otros seis factores alcanzaron puntajes arriba de 70%, esto no implica que no se deba seguir mejorando también en estos.

6.7.3 Competitividad empresas tamaño mediano

La competitividad global de la PYME de tamaño mediano es 94.86%, el cuál esta en el rango de muy alta competitividad, la competitividad por factores podemos verla en el gráfico 5.

El área de oportunidad para las empresas de tamaño mediano esta en los recursos humanos, mismo que resulta estratégico para mantener e incrementar su competitividad.

6.8. Competitividad de las empresas por sectores

Con respecto a la industria, sólo 36.6% es de alta y muy alta competitividad y cerca al 60% de baja competitividad como resultado de la falta de una política industrial definida, desde hace varias décadas (ver cuadro 14). Tanto en los sectores comercio como servicios, las tres cuartas partes de los negocios no son competitivos. Para el sector comercio al por menor el gobierno ha establecido programas de apoyo como: mi tienda, mi zapatería y mi farmacia con el objetivo de financiar su crecimiento y desarrollo, ofrecer consultoría especializada y capacitar al empresario en las áreas administrativa, comercial y tecnológica para que su negocio sea rentable y no de sobrevivencia.

El sector de servicios especializados y que conforma sólo el 16.2% de negocios de alta competitividad dispone de programas de apoyo como Prosoft7 que fomenta la innovación y los servicios de alto valor agregado en tecnologías de la información y comunicaciones (TIC).

6.8.1. Competitividad en el sector industria

La PYME competitiva debe evolucionar del ensamble y la manufactura hacia la integración de cadenas productivas, certificarse en calidad, diversificar sus productos e innovar en el diseño de productos y procesos, con el objetivo de internacionalizarse y competir en los mercados globales.

El principal subsector es la industria alimentaria pues el 34.1% de la PYME se dedica a la producción de tortillas, botanas y alimentos. Otros subsectores representativos vienen a ser la fabricación de prendas de vestir que representan el 12.2% de los negocios y la fabricación de productos a base de minerales no metálicos que concentra el 9.8% de las empresas. La mayoría de las empresas de este sector son de baja competitividad, lo cual es preocupante dada la importancia del mismo en la generación de valor agregado.

6.8.1.1. Competitividad por factores toda la industria

La competitividad global de las empresas del sector industria es 52%, el cual se encuentra en el rango de mediana competitividad, la competitividad por factores lo vemos en el gráfico 6.

Una gestión interna apropiada del empresario hace que la PYME cuente con procesos productivos adecuados, precios competitivos, calidad en sus productos, cobertura de la fuerza de ventas e impacto positivo en los gastos de publicidad y promoción. Sin embargo, la evaluación de los indicadores internos de las empresas analizadas muestra deficiencias en la gestión administrativa de calidad, contabilidad y finanzas, recursos humanos, gestión ambiental y sistemas de información. Siendo alarmante que no se atiendan rubros como calidad y gestión ambiental que son importantes en este sector.

El estudio de los factores se encontró en el sector industrial:

• En planeación estratégica las empresas alcanzaron sólo un 52% de competitividad, por ello requieren capacitación y consultoría en este rubro para mejorar la capacidad administrativa del empresario.

• Aunque en el factor de producción y operaciones las empresas alcanzaron un nivel de competitividad de 64%, se requiere aumentar esta puntuación, que está siendo obstaculizado por la falta de planificación de su proceso productivo, la falta de mantenimiento preventivo en la maquinaria y equipo y de control, no implementa programas de investigación y desarrollo, no planifica la compra de materia prima en forma eficiente, no aplica un sistema de control básico en los inventarios.

• El área de calidad en las empresas de la industria PYME alcanza tan sólo un 47%, siendo un tema muy importante sobre todo para este sector.

• El nivel de competitividad para el factor de comercialización alcanza el 55%, pues las empresas carecen de estrategias de posicionamiento y comercialización, asimismo no disponen de información sobre su competencia y desconocen su participación en el segmento de mercado que compiten.

• En contabilidad y finanzas el nivel de competitividad alcanza tan sólo 49%, esto debido a que gran parte de las empresas utilizan profesionales externos a la empresa y no utilizan la información financiera para tomar decisiones.

• El factor de capital humano sólo alcanza un 45% de competitividad, debido a que los empresarios no desarrollan estrategias para mantener a su capital humano fortalecido. No capacitan formalmente al personal, no desarrolla estrategias de cultura organizacional para mantener una comunicación fluida, no se trabaja en equipo, no proporciona incentivos y no llevan a cabo actividades de integración. Además no dispone de políticas y manuales de procedimientos escritos.

• En cuanto a la gestión ambiental el nivel de competitividad alcanza tan solo el 45%, debido a que los empresarios no conocen las políticas ambientales de su sector, no establecen estrategias para proteger el medio ambiente y administran en forma deficiente los desperdicios que generan.

• En Sistemas de información sólo se alcanza un nivel de 47%, pues los empresarios no hacen uso de sistemas de información que faciliten su trabajo. Por lo tanto está área no genera ventajas competitivas a la PYME.

Por su parte notamos como en la industria la tendencia es a que a mayor tamaño de empresas mayor competitividad (ver cuadro 15).

6.8.2. Competitividad en el sector comercio

El subsector que alberga más negocios es el comercio al por menor, en donde predominan los abarrotes, alimentos y bebidas con un 27.6%; papelerías que alcanzan el 24.5%; productos textiles el 12.0%; ferreterías y tlapalerías el 9.9% y venta de vehículos el 7.3%. Como podemos ver las tres cuartas partes de las empresas de este sector son de baja productividad, lo cual es preocupante debido a la gran competencia que existe en el mercado y que pone en riesgo su estabilidad y permanencia.

6.8.2.1 Competitividad por factores sector comercio

En el comercio los subsectores más dinámicos se encuentran en el comercio al por mayor principalmente de materias primas agropecuarias y forestales y la venta de maquinaria, equipo y mobiliario. Asimismo, los subsectores menos competitivos están integrados por comercio al por mayor y menor de abarrotes; venta de productos textiles; artículos para el cuidado de la salud; papelerías; enseres domésticos; ferreterías y tlapalerías; venta de vehículos y refacciones y ventas a través de internet.

La competitividad global de las empresas del sector comercio es 40%, lo cual lo coloca en un nivel de baja competitividad, la competitividad por factores lo vemos a continuación (Ver gráfico 7), en la competitividad por factores tenemos:

• El nivel de competitividad alcanzado en el factor de planeación estratégica es de apenas un 37%, lo cual indica que estas empresas viven el día a día sin prever los cambios.

• En el sector comercio es relevante el área de aprovisionamiento para generar utilidades, sin embargo el nivel de competitividad alcanza el 56%, debido a que los negocios tienen deficiencias, no planifican las compras y no controlan los inventarios.

• La Calidad es uno de las factores más descuidados por este sector, al alcanzar tan sólo un 35%, lo que indica que se tiene que trabajar más en este tópico.

• El factor de comercialización alcanza tan sólo un nivel de 44%, debido a que las empresas no planifican y no disponen de estrategias de comercialización y necesitan mejorar su fuerza de ventas. No disponen de información sobre su competencia, desconocen la forma en que participan en el segmento de mercado que compiten, no invierten en marketing.

• En contabilidad y finanzas el nivel alcanzado es de 40%, lo cual indica que no se dispone de una contabilidad eficiente que le proporcione información contable, de costos y de administración financiera y además no conocen los aspectos legales y tributarios.

• El área de recursos humanos apenas se alcanza un nivel de competitividad de 36%, dado que gran parte de las empresas carecen de una estructura administrativa y una falta de habilidades administrativas por parte de los empresarios. De otro lado el personal no recibe capacitación y no lo promueven y carecen de una cultura organizacional para motivar al personal.

• La Gestión ambiental es otro de los factores débiles con tan sólo un 36% de competitividad, dado a que existe un gran desconocimiento sobre políticas ambientales de su sector y no administran en forma adecuada sus desperdicios.

• El área de sistemas no es competitivo el nivel alcanza tan sólo un 34%, dado que las empresas tienen un deficiente uso de las tecnologías de información.

La micro y pequeña empresa en este sector se muestra como la más competitiva, siguiendo en importancia la mediana empresa misma que muestra un nivel medio de competitividad (Ver cuadro 16).

6.8.3. Resultados de competitividad de las empresas en el sector servicios

Los negocios más numerosos en el sector servicios son los que se dedican a la preparación de alimentos y bebidas que reportan el 44.3%; los servicios profesionales, científicos y técnicos 16.2%; servicios de apoyo a los negocios 8.4% y servicios de reparación y mantenimiento 6%. Como podemos ver en el cuadro 17 las tres cuartas partes de las empresas de este sector presentan baja competitividad.

6.8.3.1. Competitividad por factores sector servicios

La competitividad global de las empresas del sector servicios es 41%, la competitividad por factores lo vemos en el gráfico 8). Los servicios competitivos se encuentran en el transporte turístico y servicios de telecomunicaciones.

Los servicios de baja competitividad están integrados por el autotransporte de carga, edición de periódicos y revistas, servicios inmobiliarios, servicios de alquiler de bienes muebles, servicios profesionales, servicios de apoyo a los negocios, servicios educativos, servicios médicos de consulta externa, servicios culturales y deportivos, hoteles, preparación de alimentos y servicios de reparación y mantenimiento. En el análisis de las variables del sector servicios encontramos:

• El factor de planeación estratégica alcanza un bajo nivel lo cual no le permite visualizar sus estrategias a seguir en el futuro.

• El factor de aprovisionamiento alcanza un nivel de 56%, dado a que no planifica las compras, no dispone de un abastecimiento flexible y generalmente para adquirir materiales no consideran el criterio de calidad.

• El área de calidad también se encuentra débil pues solo alcanza un 37% de puntuación, siendo que este factor es importante para la competitividad de este sector.

• Existen deficiencias en el factor de comercialización pues el nivel de competitividad apenas llega al 45% de las empresas debido a que no tienen definido su mercado objetivo, estrategias de posicionamiento, desconocen el sector donde compiten no tienen información sobre su competencia y el gasto en marketing es mínimo.

• Los empresarios de este sector no consideran prioritario el área contable, pues el nivel alcanzado es de sólo 40%, indicando que se no dispone de información contable y de costos, no se utiliza técnicas de administración financiera, desconoce las normas legales y tributarias.

• La PYME de servicios mantiene rezagos en área de recursos humanos, pues sólo alcanza un nivel de 35%, dado que gran parte de los negocios no cuentan con políticas y manuales de procedimientos escrito, no capacitan al personal y no establecen programas para mejorar el clima laboral.

• En cuanto a la gestión ambiental el nivel de competitividad apenas alcanza el 37%, debido a que los empresarios desconocen las políticas ambientales y no administran en forma adecuada el desperdicio que generan.

• Asimismo, el nivel de competitividad es bajo en sistemas de información, mostrando con esto la carencia del uso de tecnologías de información para optimizar sus procesos.

En cuanto a la competitividad por tamaño en el sector servicios el 50% de las empresas micro alcanzan mediana o baja competitividad, mientras que el 100% de las empresas medianas y grandes, alcanzan una competitividad muy alta o alta, corroborando lo que se encontró en el análisis por tamaño de empresa, que el nivel de competitividad se encuentra relacionado de manera directa con el tamaño de la empresa (Ver cuadro 17).

7. Conclusiones

La creación y desarrollo de pequeñas empresas representa una alternativa de crecimiento económico mundial pues se generan empleos, autoempleos y riqueza. Es necesario que las esferas gubernamentales apoyen a los empresarios de la PYME para que adquieran las competencias requeridas para realizar negocios internacionales.

El gobierno ha establecido programas de apoyo enfocados al encadenamiento productivo y de servicios de empresas tractoras con la pequeña y mediana empresa, una política positiva, por ello encontramos en estos sectores empresas dinámicas y competitivas. Sin embargo existe un reto pendiente con la competitividad de la microempresa las estrategias del gobierno no han logrado desarrollarla.

Con respecto a la PYME del Distrito Federal estas se encuentran concentradas en los sectores comercio y servicios, este lugar del país resulta ser el de mejor nivel de vida creando así un entorno socioeconómico óptimo para la PYME, sin embargo las políticas públicas de apoyo a la PYME aún no han logrado permear en la mayoría de estas empresas mostrando un alcance muy limitado.

Con respecto al entorno macro las tasas de crecimiento se han recuperado en esta parte del país, sin llegar a los niveles de las mejores épocas, sin embargo la expectativa es de una recuperación aún mayor. El estudio del nivel meso (desarrollo regional) arrojó como resultado una alta correlación entre el número de empresas PYME y el PIB per cápita, mostrando con esto la importancia del desarrollo de este tipo de empresas para impulsar el nivel de vida de una región.

El análisis micro mostró las carencias internas de la PYME mismas que alcanzaron una competitividad global baja en la mayor parte de las mismas. Siendo el factor que menos puntaje alcanzó el de sistemas de información. En cuanto a la competitividad por tamaño los resultados muestran que el tamaño tiene una relación directa con la competitividad, es decir a mayor tamaño mayor competitividad y viceversa.

En cuanto al sector industria, este alcanzó una competitividad global de 52%, siendo los factores con menos puntuación: Gestión ambiental y recursos humanos. El sector comercio alcanzó una competitividad global de 40%, siendo los factores con menos puntuación: Sistemas de información y aseguramiento de la calidad y por último el sector servicios alcanzó un nivel de competitividad global de 41%, mostrando menor puntuación en los factores de Sistemas de información y recursos humanos.

Recomendaciones para mejorar la competitividad en la PYME del Distrito Federal

Respecto de buscar la manera de mejorar la competitividad de la PYME, en el Distrito Federal, será necesario:

• Comprender que no es suficiente implementar las políticas tomando en cuenta los segmentos empresariales; es decir, la fase del ciclo de vida en la que se encuentran las empresas, sino también se debe considerar que todos los sectores (industria, comercio y servicios) son diferentes y se deben especificar los apoyos de financiamiento y capacitación considerando este aspecto.

• Fortalecer la vinculación con el sector educativo a fin de generar tecnología propia acorde a sus características y necesidades, así como propiciar la innovación necesaria en todos los sectores de la PYME.

• Mejorar las regulaciones sobre todo en materia de competencia dado que existen monopolios que no se han logrado erradicar y que compiten en ventaja frente a la PYME mexicanas.

• Capacitar a verdaderos consultores de la PYME, pues la mayoría intentan implementar en las empresas modelos que han sido creados para las empresas grandes de otros contextos culturales y económicos, mismo que al no ser adaptados antes corren el riesgo de fracasar.

• Fomentar la cultura empresarial sobre todo en el empresario del segmento de las microempresas, pues la profesionalización de su administración es un aspecto que le genera muchas limitantes.

Citas de pie de página

1. Para efectos de esta investigación el término PYME será referido a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, de acuerdo con la Clasificación de la Secretaría de Economía (2009).

2. For purposes of this research the term SMEs of will be referred to the small of medium of the enterprises, according to the classification of Ministry of Economic (2009).

3. La información se recabó entre diciembre del 2009 y abril del 2010, a través de una encuesta y consistió en la realización de 1,001 entrevistas personales al dirigente o gerente de micro, pequeñas y medianas empresas de las 16 delegaciones del D.F. El estudio comprendió ocho áreas: características de las empresas, estrategia y Factores competitivos, estructura organizativa y recursos humanos, tecnología, calidad e innovación, situación de la empresa respecto de la competencia, tecnologías de la información y comunicación y, aspectos contables y financieros Observatorio PYME, 2010).

4. El indicador IMCO, mide variables tales como: Estado de derecho y seguridad, medio ambiente, capital humano, macroeconomía, política, factores de producción, infraestructura, gobierno, relaciones internacionales y sectores económicos

5. IMCO. Instituto Mexicano de la competitividad.

6. Se calculó como un promedio simple de las empresas de tamaño micro.

7. Programa para el Desarrollo de la Industria del Software.

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


e-ISSN: 2255-078X

FIR. Faedpyme International Review es una revista científica editada por FAEDPYME (La Fundación para el análisis estratégico y desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa)

Licencia de Creative Commons Esta obra está – si no se indica lo contrario – bajo una "Licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional". La licencia completa se puede consultar en http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.